A Domicilio

Peluquería Canina a domicilio
Nuestra FurgonetasU cASA
Llegamos a su hogar

Peluquería Canina Móvil a Domicilio

¿Estás buscando un peluquero para perros?
¡Necesitas nuestra peluquería canina a domicilio! Somos el servicio más completo y económico que existe. Tenemos los mejores precios del mercado, las mejoras técnicas de la industria, y la experiencia necesaria para hacer feliz a tu mascota. Al trabajar con nosotros vas a estar seguro que tu mascota va a querer volver cada vez que lo necesites.

Somos la empresa que cuenta con los mejores peluqueros caninos del país.

Nuestra función es la de no solo conseguir el mejor aspecto para su mascota, sino un aspecto absolutamente saludable.

Contamos con peluqueros caninos especialistas, que cuentan con nuestro curso de especialista en peluquería canina, siendo uno de los más exigentes del panorama actual.

Actualmente contamos con servicio en todos los municipios de la Comunidad de Madrid, y el algunas localidades de Toledo y Segovia.

Nuestros expertos groomers, se encargarán de recoger a su mascota, con todas las medidas de seguridad y sanitarias, y trasladarlo hasta uno de nuestros vehículos preparados con todos los utensilios y aparatos necesarios para el desarrollo de nuestro trabajo.

No dude en contactar con nosotros y estaremos encantados de enviar a uno de nuestros profesionales para ponernos a su servicio.

¿Qué opinan nuestros clientes del servicio de peluquería canina a domicilio?

«Después de conocer a Jaime en una exposición canina, me contacte para pasarle mi perro. Soy muy fanática de su trabajo!» – Mónica P., Getafe

«Estoy encantada y sorprendida con el trabajo de Jaime. ¡Mi perro no quería que lo vuelva a recoger!» – Marta C., Carabanchel, Madrid

«Soy un cliente fiel desde hace dos años y mi mascota siempre sale impecable! Además, me encanta el trato personalizado y cómodo que tengo con Jaime. ¡¡Muchas gracias!!» – Sonia G., Boadilla del Monte

«Jaime es un peluquero a domicilio excepcional, ha estado cuidando a mi perro durante seis años. ¡No lo cambio por nada!» – Alma Y., Las Rozas